11 sept. 2012

un oasis mental



Me sale de muy dentro hoy traer palabras, las palabras de una persona.

Pedro Montserrat Recoder no es un hombre cualquiera. Ha sido un terco educador, con la palabra y con la sencillez de su propia pasión. A esa pasión no le ha faltado como compañero mucho trabajo.

Poco importa el tema que más le define, la Botánica: más importa un no sé qué, que le rodea, de estar siempre aquí abajo, pisando tierra, mucho más a pie de tierra que tantos y tantos. Importa que habla de las comunidades, de las personas. Éste catalán ha dedicado casi toda su andanza a la flora y los agrosistemas del Pirineo, y especialmente el valle de Ordesa. Algunos textos de Pedro Recoder son, entre un relato a viva voz, y poesía. Si has conocido una ladera de montaña que caiga a un pueblo de Ordesa, oyes y visualizas de un sólo golpe cuanto dice.

Se inclinó por defender, hará ya unos 60 años, el modelo de trabajo de los anteriores pastores y ganaderos de montaña, no los modernos de ahora. Leer su explicación razonable, derrumba instantáneamente el cuento que se le echa hoy a toda nueva actividad. Y no dejará de ser así, porque la razón no la pone él, la extrajo del monte observando y aprendiendo atenta y lentamente. Como él dice. Hoy sus razonamientos, aquí denostados, se inician fuera de nuestras fronteras. Puede uno alejarse de alguna de sus propuestas, pero no de su sinceridad y sencillez, que siempre es un valor envidiable.

Tengo que señalar algunas frases de una entrevista realizada por Ismael Muñoz Linares, a este nonagenario (95 años), que destilan "gente de aquí abajo, la Tierra". Me parecen eco de otras personas que viven en pueblo, con años a sus espaldas, con sorna sincera, que se enfadan poco.

... ¿Esa es una de las principales diferencias con el mundo rural?

La principal es que el mundo rural siempre ha vivido de la eficiencia, pero ahora está contaminado por el medio urbano, especialista en hacerse rico en poco tiempo y sin producir, es decir, especialista en quitarlo de otro sitio.
 
Se refiere usted a la especulación

Sí, claro, me refiero a que en el mundo urbano la plusvalía del suelo no ha caído sobre los que vivían allí, ha caído sobre el especulador. En un sistema natural, si uno se ha hecho rico en poco tiempo es que sale de otro sitio, porque él no lo crea. 
... Este especulador no es consiente de que está robando a la comunidad. Hoy no se vive la comunidad, hay un individualismo tan extraordinario que el mensaje es “el más listo se aprovecha”, pero a costa del pobre. Se ha hecho rica mucha gente que no ha producido nada, solo a base de la especulación y eso es horroroso.

¿En qué medida se ha trasladado este comportamiento al mundo rural?

Lo ha hundido. La gente de ciudad no es capaz de vivir en la montaña. Contamina la forma de entender la vida casi ancestral, de relacionarse, de crear comunidad. En muchos pueblos hay calles estrechísimas entre las fincas o las casas y los de ciudad se preguntan por qué no aprovechan el terreno. Pero es que los del pueblo prefieren dejar ese espacio para evitar conflictos, es algo que viene desde que existe el pueblo, no es un capricho. Cuando alguien de la ciudad se va a vivir a un pueblo, y no se adapta a la nueva realidad, sino que traslada allí su forma de vida, surgen conflictos. Hay muchos ejemplos.

¿Cómo formar de nuevo esa comunidad, si en muchos casos ya se han destruido?

Sin amor al prójimo no se puede organizar una comunidad. Tienes que aprender que dando recibes y eres feliz. Pero hemos hecho todo lo contrario, potenciamos el individualismo que da lugar al egoísmo y así nos cargamos las formas de vida basadas en la comunidad, en la cultura tradicional de los pueblos que han vivido siempre en la montaña en unas condiciones muy duras y que sin esa colaboración no habrían podido vivir nunca.

... La esencia de la ecología terrestre es el consumo. El consumo ordenado de unos consumidores bien organizados a lo largo del tiempo. Esto es lo que han conseguido las comunidades rurales de montaña y esto es lo que se está perdiendo. ...

No hay comentarios: