20 abr. 2012

Solaris, y la belleza tan cerca.

Recuerdo la novela de Stanislaw Lem, el sarcástico polaco que escribió, Ciberíada, Diario de las Estrellas, o "Memorias encontradas en una bañera", novela en la cual te obliga a reir, y mucho, cuando te lleva al futuro a ver desde él las idioteces del presente. A recordar el "doollhaar", una "moneda antigua". Genial humor, limpio y sorprendente.

En Solaris, otra novela cuando menos curiosa, habla de un mar, el mar del planeta Solaris, el mar vivo, que escudriña a los cosmonautas, absorbe su memoria y les conduce, devolviéndoles algo que tanto aprecian: el pasado que perdieron. Y no les molesta la duda de la locura, prefieren ser locos y revivir lo perdido.

Este video me lo ha recordado, pero la belleza que tiene es de otra guisa. Dejo a cada cual que lo interprete. Se aprecia maravillosamente bien la intensidad de algunas corrientes, la suavidad de otras más escondidas en alta mar, nuestro mar vivo. Al menos de momento.


1 comentario:

Luis Lópec dijo...

Del gran S. Lem he leído algunos relatos cortos y Regreso a Entia pero no "Ciberíada" ni "Memorias encontradas en una bañera". Serán mis próximos retos.
Saludos.