6 ene. 2012

el 15M de Olegario

de Olegario Serrano (agricultor castellano) a Maria Dolores Sanfelices (abogada de la cooperativa)


Loli, maja:

    Te escribo esta cuenta con la confianza que te he cogido, de años que nos llevas los asuntos a todos, y sin un borrón en tu nombre, nunca. Y que no es pa nada malo, que no, que es que te quería contar lo que me se pasa por la cabeza estos días, que oigo tanto loco por ahí. Que seguro tú me entiendes, que ya te veo yo que eres muy normalica.

Yo es que pienso que soy un 15M, que dicen, pero me parece que un 15M del año 56. Que en el 56 no teníamos ná, aunque teníamos corazón, un poco arrancao de su sitio cuando hacíamos alguna, pero corazón.

Mira maja, oigo que si la gente se queja que el dinero no llega, que no hay, que no se mueve la chirla en el arroz, y ¡cómo se va a mover! si está mas mareao que mareao, de bolsillo en bolsillo, y atropa que atropa. Y yo que sólo quiero ahurrar cuatro duros pa la vejez, pues ya lo hago: Alicia, mi mujé (tú ya la conoces, que habéis coincidio, te la presentaron en el guateque del verano, era la chiquita, la que te cogió de las manos de un tirón y te metió pa dentro pal baile, la que manda en casa, vamos) no me deja irme del presupuesto con la herramienta ni p’atrás, y yo no le dejo que me traiga ni una cazadora de esas de cuero, que no me encuentro bien con ella, y mira: más felices que unos cuartos. En casa siempre tenemos puchero y no lo cambiamos por na; ¡anda, díles a los chiquillos cuando vienen que les quite el puchero, ya verás qué te dicen! Y dicen que ya no se puede salir, pero ¡qué tren pues, o qué, que a tal velocidad que va la gente no pueden hacer ni la digestión!

Y los pequeños (bueno, ya sabes que la mueta, la mayor, esa nos ha salido mucho lista, esa corre con los estudios como una liebre, que se las pela; el chiquito ya se verá, que todavía es muy ñajo) pues otra agua parecida es: al pequeño yo veo que me lo tienen aturrullao en la escuela. No entiendo eso de que tengan que hacer danza, y la informática esa, y karate, y fútbol, y civismo, y conciencia moral, y rescate. ¡Macá!, yo que te digo que viene a la noche que paice un zombie de esos de la tele, que no me entiende ni si le digo si quiere sopa pa cenar. Anda que no, y vamos oyes: pues mira que no son estos ni vándalos. Pero yo también te digo, que aquí primero son brutos, pero luego con los años se relajan, y son chavales de buen corazón, que te miran a la cara y no te esconden la mano, y si hacen un avío, pues lo arreglan.

Y te digo, que soy 15 M (y me río de pensarlo, si aún voy a ser mas revolucionario que el güelo) que yo veo que las chavalas de la ciudad les calientan los cascos a estos críos, y estos como locos por coger coche, y si es amarillo mejor, y bien potente, que no se diga. Y yo me acuerdo, que hasta hemos metido un rotovator en el mío, pa llevarlo de finca en finca, y con él hemos sacado algún toro del río que se ha quedado clavao en el barro. Y ahí lo tienes, tú ya sabes que va fino, y vinticinco años tiene, ¡más neumáticos que metros he arado yo! Y mira que es fácil mantenerlo en pie, hay que vigilarlo y no darle sustos, y con eso ya dura.

Y la niña, pues yo entiendo que esté preocupada por el futuro, que todos lo vemos.  Pero ¿sabes que me dijo el otro día? Loli, que tengo un pedazo pan de hija. Me dice la muy pilarica: ¡papa, que no te eches a temblar por mí, que yo voy a sacar esto, y si hay que hacerlo para irse a otros sitio, pues ya lo conseguiré! Y pienso Loli, y mira que esta hija nos la dió Dios porque sus padres no la pudieron tener, y nos cruzamos en su camino cuando era una pulga, y que qué más puedo yo querer, si da gusto verle que no oye en su habitación, ahí dale que te dale.

Loli, no te paice que esto es un buen 15M. Aquí, como solo queremos lo bueno, ya tenemos el 15M ese de los coj..  instalao en casa, y sin pedirlo. ¿No te paice?, ¿de verdad? Aquí, con pocas chorradas nos andamos, no hay tiempo pa eso, a la hija y al hijo les vas con tonterías, y primero me miran a mí, como diciéndome ¿y eso, y qué contesto, si no sé qué decir?

Mira, aquí... hombre, entre vecinos ya sabes, alguna vez discutimos, pero seguimos echando una mano cuando hay que ir, o te la echan a tí, y al final siempre nos arreglamos, porque aquí todo el mundo es así, trabajador con lo que haya para hacer.

Pero aquí es fácil entenderse, aquí no hacemos eso de ver mal a nadie: si tú ves algo que no está bien, algo que anda mal, lo dices, ya está: y tranquila que la vida pone todo en su sitio, y al tiempo el que se equivoca vuelve ya con la sonrisa, que ya sabe que vuelve de equivocado, y le echas una mirada y eso lo dice todo. Y te ríes, y como si nada. ¡Ya hemos aprendido así! Las cosas, mejor de frente, y si alguien va con el cesto lleno de trufas, pues le dices ¡ala, pues tráeme un saco, que te las cojo todas! Y cuando vuelve con bellotas, entonces le dices ¡qué, menudo atracón de trufas te vas a dar! Y unas risas y arreglao.

Loli, maja, te voy a aburrir con las tonterías de casa, pero esl o que tenemos. Mira el otro día, me viene el técnico del Gobierno: que si la pac, que si la rentabilidad, que si hay que estar al día. Y le invité a un trago en casa, y dos horas se me tiró el chaval, dale que te dale al queso y al chorizo, y cuando acabó, le digo: ¡ves chaval, majo! este almuerzo está fuera de la pac, pero ¿a que te ha sentao bien? Pues hala, tranquilo, que te agradezco toda las innovaciones que traes, pero si es que no tenemos problema 15M aquí, porque no nos hemos montao al carro del progreso, quitando las vacunas del ganao y de la gripe.
Así que hala, come tranquilo, y disfruta del día, que ha salido buen Sol hoy. ¡Estaba el chaval (bueno, chaval que ya llevaría por los 55) más apocao, no sabía cómo agradecerme, ya me dijo que vendría con su mujer un día, que nos traería un vino de la capi. (Mira que igual han hecho el vino con la cosecha de la cooperativa, y la mitad no tiene ni registro ni ná).

En fines, Loli, maja, ya ves, que te he liao con el 15M, y que no te he preguntao por el mozo, ni por la niña. Ya sabes que te vienes con los dos, y esta es tu casa, y tu familia, y que ponga paz la Pilarica. Este no es un chalete de los que ponen ahora, too lujo, pero ya sabes que pa tí, lo que haiga es tuyo. Vamos, un palacio si pudiera, que tu eres mucho honrá.

Hala maja, un abrazo, y a la vuelta.

Tuyo, el Olegario y la Alicia

Corrales de la Torroja. Zaragoza.

1 comentario:

La Rata Paleolítica dijo...

Un saludo para el Olegario,allá en Corrales de la Torroja. ;o)
Abrazos.

Jesús.