27 abr. 2010

sueños imposibles



Hoy he venido de Benalup-Casa Viejas, un pueblo blanco muy familiar, y ya grande, a muy pocos días (¡unos cinco!) de comenzar por fin lo que me proponía: muy lentamente. Pero eso sí, sin desviarme de mi propósito más profundo. Y con eso me basta para estar ya más batallador. Con dificultades lógicas, previsibles, las corrientes hoy en día:son nada comparadas con las de muchos, aquí.

Y al dirigirme de nuevo a la costa, he pasado por una llanura que en tiempos no tan lejanos como dicen los cuentos (solo hace cuarenta años), era un humedal de superficie considerable, situación inmejorable (para quienes llegan al punto de paso entre continentes, volando) y población más que importante. Se consideró una zona de "riesgo sanitario", se desecó, y se extendió sobre ella una alfombra de cultivos, que han pasado por las dificultades de suelos salinos y azufrosos. Cuando pasaba viéndola, pensaba en el valor que podría tener en un futuro para las generaciones que se sientan hoy tras los pupitres, ajenos e ignorantes a ello.

Mientras en Europa carecen de riqueza en diversidad, aquí la hemos tenido y la tenemos ¡aún!, pero ni la vemos ni la entendemos. A más del valor que tiene difícil medida objetiva (el placer de mantener vivas superficies con vida como esta), está el valor que adquirirán pocos sitios en el Mundo por su riqueza en diversidad, y que poseerán un valor aún mayor (siempre el valor) por su atractivo. Me siento un iluso, un loco en una estepa, hablando una lengua muerta, un bobo entre poblaciones en las que a veces el escombro no molesta.

Puestos a contar cuentos, sería un bello cuento que los hijos de los actuales andaluces consiguieran les devolviesen estas marmitas en el arco iris, pero luchando ellos por ellas. ¿Sucederá? Vamos camino de pasar puertas, y pelear con manos todavía limpias.

(España camisa blanca de mi esperanza: Blas de Otero)

5 comentarios:

Raquel dijo...

Quizás nos daremos cuenta de lo que hemos perdido cuando sea demasiado tarde. Tengo esperanza de que no sea así pero también muchas dudas. En fin.
Saludos

fer dijo...

Parece un problema de "percepción", y grave.

Saludos.

PEGASA dijo...

Es una gozada la foto. Y es una gozada mayor aún ver como te echas a la aventura y reconquistas viejos sueños de tierras desechadas por necios que no supieron apreciar lo que tenían frente a ellos.

Las aves más sabías que los humanos, nunca lo olvidaron.

Besos y me alegro de tu viaje y que lo compartas con nosotros.

PEGASA dijo...

Sabes Fer, el 5 de Mayo tuve que ir a Sevilla a una Jornada en la Consejería de Agricultura y Pesca, y no sé porque, hubo un señor de la fila anterior que vete tú a saber por qué, me recordó infinitamente a ti.
Cosas de la vida. Como ves cuando coges cariño a una persona, no hay mundo virtual, sino, solo sentimientos. Besos de nuevo.

fer dijo...

Hola Pegasa, perdona que tarde tanto en responder. No he dispuesto de mucho tiempo.

Siempre como eres. Clara, vital y alegre. Un abracito, un besito, y un saludito.