23 mar. 2010

vale, de acuerdo

Bien, me alegro de vuestra reconexión, ¡cómo no! Es una alegría volver a saber de quien estuvo tan cerca. No era vagueza (que la hubo): este blog se quedó parado, porque me fuí al otro. Lo tenéis a la derecha, donde está la sulfurosa, la rubia despampanante que duerme conmigo, y que me vigila celosa.
Con mis más sinceros saludos y apretones, para los que cojean, los que pasean... en fin, todos.


Fer.

No hay comentarios: