19 ago. 2009

servivismo


Servivismo, una propuesta de vocablo. Acepciones y derivaciones: servividad, servipositividad.

El post de un amigo, echa sal al puchero que cuece lento por aquí. Lo sabrá o no lo sabrá, pero su comentario, su exposición, está en el centro de atención de personas que desde su áreas, ya no tan alejadas ni desconectadas, miran al mismo punto: el desequilibrio evidente, la falta de "riego" de nuestro motor emocional, por exceso de uso de la lógica hasta el aburrimiento. Da risa, alivio y alegría pensar que, el tiempo, en el futuro reventará esta tendencia: por imposible, por inaguantable, por cara, por estúpida, por inhumana, por ciega, por egoísta, por inútil.

Y como siempre ocurre con las cosas sencillas, alegra comprobar la innumerable cantidad de personas que desean dejar de oír "perfecta basura intangible", y se detendrán con gusto para recoger pocas cosas por aprender, pero vitales, "servivales".

¿Críptico, loco?, No, como mucho, rebeldillo.

Saludos a los amigos que se ríen de la sombra que hace un grillo.

Por cierto, y para no dar lugar a malentendidos: la foto es de Rosalia alpina, o Longicornio alpino. Este escarabajo lo "capturó" onlymary -fotográficamente hablando- en la terraza de mi pueblo. Muy cerca de los hayedos. Vive en troncos de hayas muertas, o también de fresnos o nogales.

4 comentarios:

leo dijo...

Genial, Ref, sí.
He intentado sentarme a la sombra de un grillo y, créeme, es imposible. Pero el intento lo vale todo.
O al menos, pasé el ratico.
:-)

La Rata Paleolítica dijo...

Ni críptico ni mucho menos loco.

Pienso que:
Ese riego emocional se pretende obtener, día a día, con una total concentración en necesidades materiales artificialmente creadas, total o en gran parte innecesarias, que sólo llevan a necesitar y ansiar otras, en progresión probablemente geométrica.
Alejamiento total de la naturaleza.
Creación de un entorno en el que yo nunca soy responsable de nada, ni tan siquiera de mi vida, ni del siguiente paso que doy. Sólo discuto, eso sí, lógicamente.

El entorno así creado resulta inhumano, pienso que inhabitable para el propio ser humano a la larga, entre otras cosas por la brutal degradación creada.
Y también por el olvido de qué es, cómo y de dónde se obtiene el riego que realmente dá plenitud y llena emocionalmente, el que hace que se sienta plenitud tranquila.

Por otra parte y queriendo acabar de forma positiva, decir también que pienso que es sencillísimo de obtener: Sólo hay que ver, escuchar y oler como crece la hierba, tocarla, andar por ella, y
ver como se la come una vaca mientras uno se come una berza, o una chuleta.

Así que, locos-crípticos, je. Deja que me cobije a la sombra de tu precioso grillo-cebra, que dejo las sombrillas-atómicas para quien las prefiera.

Genial.

Jesús.

sallopilig ref dijo...

Leo, te voy a daaaaar....
Besos

Jesús, hablaremos, ¿ humm, a partir del 9 de septiembre?

Saludos

María L. Arregui dijo...

Encantada de conocer a Rosalía...jajjaa

Saluditos