26 mar. 2010

en los ojos claros

¿Cómo decirte que lo hagas, insinuarte que lo seas?
¿Como provocar en ti la avaricia de ser, el acto rotundo
el arte de no dormir ante todo cuanto discurre en la vida?
¿Están en tu memoria los ojos que te vieron transparentes?

¡Cuida tu mirada, que la sepas tranquila,
no dudes, miren tus ojos sin parpadeo
a quien encuentres. En todo día.
Que sean el aire de tu mente.
lo estás dudando, ¿verdad?
Elige por quién, y que tus ojos miren por quien elijas.

¡Cuántos te están esperando! ¡Cuántos desean la blancura!
¡Cuántos te darían todo, y solo por tu voz, por tu presencia,
por tu no silencio que es música lenta!
Quien ya está, tiene cálida voz, y cálida mano.

© lajoyadelnilo 2010
a tres mujeres a las que tanto respeto
en agradecido silencio: Laura G., María y Covadonga.

No hay comentarios: