21 nov. 2008

las tardes de los sábados


Que sí... que no diga nadie que no. Calcetines gruesos, en los pies, claro está, apoyados estos en alto, al tiempo que fuera... quizás llueva. Dentro, calor, y tiempo, el tiempo de una tarde de sábado, como la que tendréis mañana. O ¿no es así casi? Y tiempo para no pensar y pensar en vacío y en silencio. ¿Café?, ¿Té?, no sé cada cual que quiere. Un poco de música, y quizás conversación compartida. Disfrutad, que eso hay.

7 comentarios:

OnlyMary dijo...

Es ge


e E E
e E E (tiempo de vals)


niaaaaaaaaal.

De dónde las sacado? :))

tarde de sábado, aaaaaaay, por fin

ISOBEL dijo...

tus escritos junto a la música que los acompaña poco a poco van creando un jardín imaginario, besos

Luis López-Cortés dijo...

Sin duda sabes sacar provecho a las pequeñas cosas que, sin duda, hacen que la vida sea algo maravillosa. Gracias por recordarlo y por compartirlo.

Hache dijo...

Jo Fer, dan ganas de quitarse las botas, subirlas en la mesa, poner música y cerrar los ojos escuchando como fuera llueve ... lástima que esté en la oficina.

sallopilig ref dijo...

Je, je, músicos... siempre músicos.

sallopilig ref dijo...

Por cierto Luis, los comentarios que te dejo en el blog, me los rechaza el servidor de correo. Ayyy. Seré un spammer y no lo sé?

Je je... Saludos.

Luis López-Cortés dijo...

Me lo han dicho varios compañeros de blog. Creo que está solucionado. Echaba en falta tus comentarios. Gracias.
-Por cierto ha mejorado tu look ;.)