15 oct. 2008

QUÉ cosas se le quedaron grabadas al hijo...

He robado este fragmento. Pertenece al blog de "Historias de la Ciencia", en el cual Slashuco traduce generosamente para el autor del blog, Omalaled, el artículo del hijo de Carl Sagan, con motivo del aniversario (10 años) de la muerte de su padre.

Y lo hago, por encontrar en él un ínfimo detalle, que para mi opinión y sensación, es uno de los fundamentos "culinarios" de una persona.


Tenía auténtico interés en las personas. Oigo muchas conversaciones en las que alguien pregunta sobre otra persona, pero lo hace por pura cortesía: no le interesa realmente la respuesta. Mi padre nunca fue así. Siempre quería saber cómo eran las cosas para su interlocutor. En Manhattan, cogíamos un taxi, y el conductor podía reconocerle, o quizás no, pero mi padre empezaba una conversación y terminaban en interesantes discusiones sobre el curso de las vidas humanas. El conductor podía hablar explayadamente sobre cualquier lugar del mundo, y Papá sabía un montón de cosas sobre lo que ocurría allá. Recuerdo el pensar que sabía más sobre Ghana que cualquier americano sobre América. Y lo que no sabía, quería averiguarlo.

Hablar sin pedestal, sin éxito o resultados al final de la conversación, es más necesario que importante.

6 comentarios:

ISOBEL dijo...

"Y lo que no sabía, quería averiguarlo", eso si que es una filosofía de vida, junto con un gran corazón, sin necesidad de juicios, besitos

PEGASA dijo...

Gugu, siento decirte que el texto en cuestión me aparece con un tipo de letra ilegible y me ha resultado imposible leerlo. Pero viendo de ti seguro que merece la pena.

sallopilig ref dijo...

la foto... qué bonita es. Me encantó.

Lo corrijo, pegasa. Saludos.

leo dijo...

Precioso testimonio-homenaje. Un gran hombre, Sagan. Fue una pena su pérdida, tan prematura.
Me ha gustado mucho encontrarle aquí.
Un saludo.

Hipatia dijo...

A este hombre casi le debo mi futuro; el primer libro que leí de él, "Los Dragones del Edén", en el año 80, me reafirmó en mi proyecto de vida renacentista .
Gracias por recordármelo.
Un abrazo desde la Enter.

sallopilig ref dijo...

Me alegro enormemente. Algo transmiten la personas, además y por encima de lo escrito. ¡Y eso cuenta tanto! Por mucho que parezca romanticismo o estar en las nubes, (aquí así lo parecerá siempre).

Saludos.