10 sept. 2008

septiembre

















Viene Septiembre, pareciendo acabarse todo el trabajo y esfuerzo de todos "ellos", pero no es así: ahí está la prueba, das un paseo y encuentras que la vida está desbordada. Aparecen los primerizos avisos del otoño, pero continúa el esfuerzo por reproducirse.

Un paseo, en silencio, girando la cabeza a izquierda y derecha, escuchando el reloj de las cigarras, oliendo la humedad, viendo como entra y cae la niebla sobre las espaldas de los altos, te deja sonriendo.










5 comentarios:

Luis López-Cortés dijo...

Mantén la sonrisa, amigo.

ISOBEL dijo...

es lo que tiene septiembre, brotan los frutos para la gestación del invierno, besitos.
Precioso paseo por cierto

Hache dijo...

Qué grato paseo nos has regalado, en silencio, así son los mejores.

;-)

PEGASA dijo...

y la luna que no falte. Que preciosidad de fotos, cada estación tiene su aquel y en otoño en la que va decadiendo el verano y el invierno augura frío y la temprana oscuridad de la noche se convierte en la estación por autonomasia de la melancolía. Un beso.
P.D.:Por cierto, al ver tu entrada de Durero me ha hecho recordar si conoces la historia de el pintor. Es muy bonita, mi último post es sobre ella.

sallopilig ref dijo...

Realmente, solo en la estructura de cualquier plantita, cualquier fruto, hay mensajes de fonodo por leer. Y todos a la vista. Gratuitos.

Es inacabable.