17 sept. 2008

Leo


Hará dos años que no le veo, y me acuerdo. Leo, estaba en la Protectora de Pamplona. Cuando miré entre todas las jaulas, el se acercó cauto, prudente y muy "educado". No estaba delgado, pero se le veía de inmediato "bueno". Y así fue. Se hizo conmigo en cuento le toqué, me devolvió el saludo con la lengua, cariñosa y suavemente. A los dos años, noté que veía mal, y solicité consulta con un oftalmólogo de San Sebastián. Dos días después, se cayó al río, y salimos los dos empapados de la presa, angustiados tanto él como yo. No sabría decir quien besó más a quién. Así descubrí la historia de Leo, poco después. Era un Sar Plannina, una raza habitual en Yugoslavia, con valor y fuerza para entrar en las guaridas de lobos, utilizado para ello. Pero, probablemente sabiéndose que tenía una enfermedad hereditaria sin tratamiento, que provocaría su ceguera a los dos o tres años, le abandonaron. No cazó lobos, pero dejó una huella en mí, impagable. Una noche lluviosa, en el pueblo, un desgraciado accidente le mató en menos de quince segundos. Le ví irse sin oírme, sin oírme. Me costó olvidarle. Jamás se enfadó con nadie, con un niño, jamás. Pese a todas las "perrerías" que le hicieran. Le enterré en Oroquieta, entre los abetos de la Ferrería. Y se asoció a mí una música: esta.

6 comentarios:

ISOBEL dijo...

son increíbles los lazos que se crean, pero ellos entienden lo que sentimos, sin necesidad de palabras

Hache dijo...

Es precioso lo que escribes. He tenido animales, sé que se siente, pero además tu historia es noble y limpia, como Leo.

sallopilig ref dijo...

Son sencillos, sencillos...

OnlyMary dijo...

Leo tuvo mucha suerte contigo, y lo sabes.
La canción es preciosa.

Dédalus dijo...

Sólo una persona con un corazón grande puede compadecer de ese modo a un ser vivo. Me alegro de que cayera en tus manos, Fer; fue lo mejor que le pudo pasar y, a pesar del dolor de la pérdida, tal vez también a ti.

Un abrazo y una felicitación. Esta última por el precioso tema de la McLahlan.

sallopilig ref dijo...

... solo nesitan lo que cualquier ser vivo, cariño y ¡ alimento y cuidados!

Je, je, je, je.

Saludos varios.