1 jul. 2008

la vida continúa, (los hermanos Gaznate)


¿Porqué quitarles el nido año tras año, si tan pequeño espacio, ruido como hacen, no molesta?

Cuatro bocas esconden dos más, detrás. Hacen del portal un nuevo sitio, le han prestado su vida, y ha ganado todo lo imaginable. Es bonito saber que no los padres no se esconden a la hora de alimentar los polluelos, aunque esté uno presente. Entran y salen al atardecer, aprovechando el momento de la cosecha de insectos, como rayos. Y la orquestilla de bocas contesta intermitentemente.

Las 200, las ranas, como tenían ya por nombre, están ya crecidas, saltan entre las hierbas, vuelven al agua y ... se han hecho jóvenes: casi ya no se les ve.

6 comentarios:

OnlyMary dijo...

Genial la foto, como para no olvidar, parecen trompetillas..jaja

Un día de estos tienes que hacer recuento (en voz alta-bloguera ) de todos los "animalillos" que te acompañan ( arca de Noé); seguro que los que estamos viviendo en la ciudad, ni nos lo podemos imaginar.

Eso sí, a mí no me cuentes cuántas arañas hay...:)

ISOBEL dijo...

mira como dice onlymary, las arañas ni las mientes, besitos.
Claro que siempre puedes fotografiarlas con un buen macro y que te salten, eso si... no hace falta que las pongas

Magia dijo...

Vivir en el campo tiene muchas ventajas...inclusive las arañas!.Bss

sallopilig ref dijo...

Y los pobres mosquitos, que caen en la "garganta" de alguien, también son para recordar. Saluos.

Dédalus dijo...

Genial, parece una escolanía entonando un trino con pulcra y ensayada sincronía.
Me gusta esa sensibilidad tuya hacia los animales...

Un abrazo.

sallopilig ref dijo...

Estos días, empiezan a pintar y colorear de sonido el cielo, a las tardes. Cuánto dan a cambio de nada, o de menos cada día...

Saludos.