11 may. 2008

lentamente, comienza un puzzle


A fecha de hoy, ya tengo a la vista mentalmente, el puzzle de piezas (no me atrevo ni a mencionarme ni a mí mismo el número) que me lanzo a componer para el resto de mi vida. Pero no me quejo, las dificultades de todo orden que habrá por el camino (intuidas unas y previsibles otras) solo añaden más excitación y , caray, también tensión, al futuro sin escribir.

El conglomerado de áreas relacionadas entre sí, los modos de tratarlas para poder definir las piezas del puzzle, los recursos y artimañas para subsistir y dedicar el tiempo a ello, ya están a la vista. Pero estoy afirmado en un convencimiento y sensación ya viejísimos de que estoy, sirvo, y me deleito en ello, lo cual es primordial. Ahora solo falta entrar en la salsa.

Los proyectos pueden definirse vagamente (mejor) y ejecutarse con decisión (mejor aún) pero abiertos a lo que la realidad y el aprendizaje destilan día a día. Me agrada enormemente el hecho de que deberé estar "perdido" y "oculto", sin casi medios ni de lejos lujosos, pero con los mismos objetos de atención que si hubiera tenido todos los medios. Importa más estar centrado en el objeto de trabajo, que bañándose en medios que pueden "esclavizar" lo que se intenta aprender o comprender.

No pienso salir en este post del cripticismo que lo define. Pido perdón, no pretendo ser maleducado, pero es más necesario para mí que así sea, que para un lector, que ponga nombre sustantivo a lo referido. Así no se rompe la regla de una buena observación o extrospección: la ausencia de contaminación desde fuera, o desde dentro. Cuando firmo una idea escribiéndola,
aseguro que he pagado abundantemente por saber que es deseable, útil y bella, y desde luego, que sin saberse es por todos compartida.

7 comentarios:

OnlyMary dijo...

Pues como nos volvamos todos tan crípticos....vamos dados.

En cualquier caso, besos, querido hermano.

Magia dijo...

Entiendo lo del cripticismo, ......a veces uno no necesita decir más, el problema es que los demás no se enteran (hablo por mí)......pero ya es problema de los demás, y aquí priman las decisiones del autor, que para eso es dueño del blog.

sallopilig ref dijo...

En otro post, me explicaré. Estos días no queda tiempo. Y el tema lo merece. Prometo.

Fran dijo...

Esto es lo que me sugiere tu post:
Primero vino la reflexión, después comenzó la acción. Tienes en la mente toda la información relevante, has realizado ya las primeras tareas necesarias y ahora entras en faena. Tu rutina de entrenamiento va a dar sus frutos. Estás motivado y en el mejor momento de tu trabajo, cuando sabes que lo que hagas ahora es decisivo y necesitas concentración y recogimiento (no es el momento de exteriorizar) para seguir esa línea marcada en la que ves más cercano alcanzar tu objetivo.
Tu mente se activa para el momento cumbre de la tarea, donde vas a dar lo mejor de ti.
Como dice Goleman: entras en estado de "flujo".
Momento de gran rendimiento en el que te absorbes y en el que te sientes tan bien que obtienes una gran recompensa o satisfacción.

sallopilig ref dijo...

Así es, Fran, incluido el cambio de ambiente, situación, modo de vida... necesarios y exigidos. Pero es imparable ya. Y no puedo evitar hacerlo a conciencia, con lo que conlleve. Vale la pena con mucho.
Saludos.

ELENA dijo...

Algo se mueve,
me excito,
traduzco en posibilidades,
elijo,
trazo una línea
y la sigo.

Abrazo.

sallopilig ref dijo...

Algo así...
Saludos.