2 abr. 2008

nuevas respuestas

En este blog, que comencé con la sanísima intención de pasar diez agradables minutos de vez en cuando, relajándome de tantas horas de estudio, contar cosas, publicar algún cuento sin mucha gracia, y soltar lo que te gusta soltar a la nube de internet, he comentado recientemente que no todos los que nos encontramos en el camino están o pueden estar a la altura de su puesto.

Llegan palabras al buzón de correo, que le refrendan a uno en las ideas, en las convicciones, en la confianza en las personas que utilizan la cabeza y el corazón en su profesión. En esta barrera ciega de bits, píxels y código, se percibe claro cuando la gente es clara. Es un placer conocer personas "completas". Ana Cris, un placer.

Y un placer sin posibilidad de medirlo en números también, cuando se consiguen ciertos éxitos.

No hay comentarios: