2 mar. 2008

se abren las puertas

Miro con diferente visión. Recapacito hoy y entiendo que debo dar portazo a tantos años de escucha "amable". Esto no es saludable. Abandono toda persona conocida sin disgusto alguno. La saturación es del calibre que te da fuerza y empuje. Nada de todo ello, lo siento así, vale una atención, nada de todo ello va a darme un angstrom de respeto. Y no debo olvidar, ni abandonar lo que tengo por delante: estoy seguro en ello y debo serle fiel. Cada día que amanece tiene valor como para aprovecharlo a tope, y no permitir que lo tire alguien a la basura. Siendo así, yo seré el único responsable de permitirlo.

Vamos adelante.

Haré el trabajo de verano. Y nada más importante es que, el invierno, esté ya aterrizando en Africa. Me llevará tiempo encontrar el lugar de arranque, comprar, y establecer el primer proyecto. Y gestionarlo, y vigilarlo, hacerlo crecer. Ea, todo positivo.

Y de momento, ahora tengo un lapso de tiempo para llegar al invierno con todas las herramientas listas.

No hay comentarios: