24 mar. 2008

las actitudes ¿qué son?

A diario, entre los cercanos, entre los pocos amigos y alguna amistad, entre los que comparten algunos intereses, entre las personas con las que contacto, entre los vecinos, en los escritores, en artistas, en personas cuyo trabajo se encuentra aislado, o en aquellas cuyo trabajo tiene pleno contacto con los demás, encuentro muy diferentes posturas en la vida.
Cualquiera debe preocuparse por su trabajo, por su vida diaria, pero todas, todas las personas tienen algo más a su alrededor.

La imagen que tiene cada persona de cuanto le rodea, no está compuesta de los mismos elementos. No siendo ninguna de ellas la ideal ni la perfecta, algunas poseen mayor riqueza que otras, algunas poseen matiz y grado: unos tienen más educada la visión, otros no; algunos poseen una extraordinaria sensibilidad, y otros más limitada; algunos disponen de una experiencia amplia y rica, otros la tienen distorsionada, otros más leve.

Sin embargo, algo en cualquier persona es capaz de saltar por encima de estos rasgos, y permitirle contactar, llegar, establecer comunicación allá donde estos rasgos nos dicen que no podría haberla habido. Son las decisiones que se toman intuitivamente desde el corazón. Estas decisiones, de forma abierta al conocimiento de los demás, o discreta y personal, las puede tomar cualquiera, se convierten en una actitud ante la vida y ante los demás.

Y es de agradecer encontrar estas actitudes donde menos lo esperas. Por lo general, la persona más callada, desconocida, la lleva en sí permanentemente. Personalmente las creo imprescindibles. Seguramente se les podría poner un nombre ya muchas veces nombrado. Pero que cada cual se lo ponga cuando y como quiera. No importa lo más mínimo pues, en la base, sigue siendo lo mismo, algo imprescindible para vivir con los demás (y no solo cuando lo recibimos).

No hay comentarios: