15 mar. 2008

la intuición que no cierra su boca

En su momento, Bibo no Aozora se me quedó grabada, y no sabía realmente porqué. Pero la música tiene ese poder, habla, y mi maldita intuición identifica velozmente qué me está diciendo. Pertenece a Babel, la película de la incomunicación sin sentido. Sabía que por alguna razón la identifiqué. No es la primera vez, ni podrá ser la última.

El modo en que se "expande" el sonido, en tono menor siempre, es augurio de algo que se pierde inútilmente, es veloz, no esperas detenerlo.

No hay comentarios: