26 mar. 2008

¡da gusto!

Sí, da gusto oír a quien, empezando inicialmente con tantas dificultades, acabó mostrando un don... ahí está algo suyo.


No hay comentarios: