7 mar. 2008

contestación, agradecimiento y comparto, por supuesto.

(respuesta a Elena)
Agradezco tu consejo y opinión, y comparto por lo tanto los pensamientos, con quien pueda leer (mantengo tu mail privado).

Dices tres cosas: 1) intentar separar lo personal de la situación unipersonal de ella, 2) no preocuparse o autoculparse, o buscar fallos, y 3) pensar en el propio bien.

Vale. Al menos en mi situación, (1) yo no intento ser perfecto (imposible), ni pretendo acertar (imposible), solo actué guiándome por la preferencia de unos valores sobre otros: la salud por delante, y la que está afectada es la de ella. Por lo tanto, y mientras tanto, lo demás sobra. No digo con ello que no importe, pero no debo liarle más las cosas. (2) No me culpo, ni le culpo a ella de nada, por supuesto, pero no puedo olvidar que, lógicamente, hacemos cosas mal o no las reolvemos bien. (3) Si pienso en encontrarme bien es porque es necesario estar tranquilo, ver con claridad y no encontrarse como llegué a estar al unirse al mismo tiempo varios problemas. Y desde luego, no es bueno para mí, ni podría serlo, permanecer con ella si no existe el más mínimo atisbo de que tome consciencia, solo porque todos los síntomas que expliqué son suficientemente avisos de algo muy establecido, y un contacto con el fondo de sus problemas dudoso, que solo podía confundirle.

Con todo, sé que la esperanza o suerte de que tome consciencia de ello, o coincida un periodo de eutimia y alguien le muestre la necesidad de consultar a un médico el porqué de tantos ciclos y problemas repetidos, es bajísima. Yo no espero que ocurra, al menos yo no creo tener ninguna posibilidad de ayudarle. Y, dado el ritmo que llevo personal (estudiar; 4 meses de trabajo, para todo el año libre; lo que comienzo este invierno; estar aislado en casa, con lo duro que resulta) no debo estar "esperando" nada, sería tiempo y vida mía perdida. Es una lotería.

(dejo aquí la contestación: ya me indicarás como enviarla).

No hay comentarios: