25 mar. 2008

alegrías... el árbol crece

Hoy tengo la suerte de haber presenciado en directísimo cómo una persona que parecía encontrarse durante doce años empeorando, que sufrió lo que no es transmisible a los demás facilmente (pues no lo es en absoluto) por no poder relacionarse con éxito (no pronunciemos la idiota palabra normal) con los demás, ha pasado el embudo, está aprendiendo con bastante rapidez mucho de lo que no tenemos ocasión de comprender habitualmente, y lo está mostrando visiblemente.

Su autoayuda, su propia maduración ahora, le va a proporcionar una sensibilidad real que antes no poseía: hoy expresaba que "necesitaba poderosamente escuchar a otros, dijesen lo que dijesen, como lo dijesen, con las dificultades que hubiera ". Sabe que el oírlo y verlo le ha impulsado a aclarar las bases de su propia personalidad. Y este "silencio" que algunas personas viven durante tanto tiempo, que impide poseer referencia a quien las necesita con urgencia, es ese círculo, o frontera, o capucha, o burbuja de cristal que mencionaba Jan Foudraine, cuando refería que "la enfermedad mental acaba en el enfermo, no empieza en él". No arrastra un trastorno grave, pero si complicaciones continuadas sobre un amago muy lejano de una neurosis. Y ahí está, algunos se sorprenderán dentro de un año...

Alegrías. Ese es el título merecido. Enhorabuena, ahora si quieres, podrás disfrutar y hacer disfrutar de ser más humana, incluidos claro está, todos los inconvenientes que ello conlleva.

9 comentarios:

Magia dijo...

Pues doce años es gran parte de la vida de una persona, estar privada doce años de esa sensibilidad no quiero ni puedo imaginarlo....de todas formas por lo que dices ha conseguido un gran avance, ahora sólo queda esperar que el sufrimiento no sea doble por adquirir la consciencia de lo que le sucedía, cómo se asume algo así?

sallopilig ref dijo...

Tras tanto tiempo dedicada la cabeza a resolver un "rompecabezas interminable", llega el agotamiento, la consciencia, la autoayuda y la ayuda externa. Y cuando se sale de ello, y se disfruta por vez primera de ser uno mismo, ¿como no va a asumirlo? Se ve la vida de otra forma. Y se aprecian claramente cosas que antes no se veian. ¡No las vemos los demás en estas personas! No entendemos que sufren realmente.

Magia dijo...

Se ve la vida de otra forma y te das cuenta ya no de todo lo que perdiste en el camino, sino también del daño que pudiste haber llegado a hacer, independientemente de que el hecho de que sea una enfermedad te exima de culpas....son muchos años y muchas vidas implicadas, (no particularizo, desconozco este caso )

sallopilig ref dijo...

Pero hay que comprenderlo. Si te hubiese ocurrido a tí, ¿no hubieras deseado comprensión, no la habrías necesitado? ¿No alegra que nos entiendan? ¿Que no nos alejen o aparten u olviden? Nada pero que el "silencio" ajeno. Eso es matar a las personas, darlas por algo inerte. Piénsalo, es muy sencillo, solo hay que sentarse en el otro lado del espejo.

sallopilig ref dijo...

Imagina que quien tiene un remolino de confusión es.... tu hermano, tu madre, tu novio, tu marido, ¡tu hijo!... ... ... ¡Qué importan las palabras, si los sentimientos pueden enseñar cómo está cualquiera de esas personas. Elige candidato...

Magia dijo...

Pero por DD! claro que hay que comprenderlo, por supuesto, de eso ya partimos no crees?, creo que no me estoy explicando con claridad, sólo comentaba que qué fatal sería si al ya suficiente sifrimiento de la persona se le sume el que ella misma se crea responsable de lo mal que se lo hizo pasar a los demás cuando no era consciente de su enfermedad.....no sé puede que no hablemos de lo mismo, puede que no nos estemos entendiendo.
Si no hubiese comprensión...de qué estamos hablando?

sallopilig ref dijo...

te expresas perfectamente. No creo que haya que temer que sufra por ello. Si se le comprende, y se le hace saber, sabrá que no se le juzga, ni castiga, ni culpa. Ese es uno de los muchos miedos que una persona retiene durante tiempo. El sentimiento de culpabilidad. Has hecho diana.

La terapia de Rafaela dijo...

lo pasado, pasado es, cuando se emprende el camino hacia adelante es que se va soltando la carga pesada de los años pasados, animemos a quien va dejando los trastos pesados de la neurosis, ánimo que ya pesa menos...

sallopilig ref dijo...

Claro está. Algunas pequeñas crisis (por otro lado necesarias) tendrá, son saludables, se encaja cada cosa en el sitio en el que se quieren dejar, pero ha cogido ya un camino bien y con intuición, con prudencia, especialmente siguiéndolo paso a paso, sin pretender correr. Tiene la suerte de ser mujer, una intuición y sensibilidad menos frecuente en los hombres.